Oficinas flotantes y ecológicas

Leer la noticia completa.



Este inmueble ubicado en un puerto industrial en la ciudad de Róterdam, Países Bajos, es capaz de adaptarse al cambio climático. Además es sostenible, autosuficiente, ya que genera su propia energía mediante paneles solares, no contaminante y está construido con materiales 100 por ciento reutilizables.


El edificio, sede de una organización internacional que actúa como agente de soluciones para innovar, acelerar y ampliar las medidas para adaptarse al medio ambiente, cuenta con oficinas, además de dos instalaciones públicas: un restaurante con terraza al aire libre, a la que se suma una piscina flotante en el río Mosa.


“Al utilizar el agua del Rijnhaven para climatizar el edificio y los paneles fotovoltaicos del tejado en pendiente de la oficina orientado al sur, como una gran fuente de energía, el edificio es sostenible y autosuficiente de energía”, aseguró Nanne de Ru, fundadora de Powerhouse Company y Albert Takashi Richters, arquitecto asociado.